JORNADA DE ANIMACION DE COMUNIDADES ZONA CENTRO

c_300_175_16777215_00_images_Animacion_comunitaria.jpgLas pequeñas comunidades, que hacen vida en distritos y sectores, como expresión estructural de la iglesia local, abarrotaron la casa curial de la Zona Pastoral Centro de la Diócesis de San Juan de la Maguana este pasado domingo 10 de septiembre, encabezadas por monseñor José Grullon, en compañía del Padre Jose Álamo y el diacono Rufino Solano de la Comisión Diocesana de Misión y Comunidad.

Desde el pasado 05 de mayo 2017, con motivo de la celebración de los 50 años de la Conferencia de Medellín, las tres zonas pastorales han efectuado encuentros de animadores de comunidades en ese mismo orden: Azua, Frontera y San Juan de la Maguana, todas caracterizadas por una buena y entusiasta participación.

A estas actividades acuden delegados de cada pequeña comunidad, recibiendo el calificativo de  Comunidad Eclesial de Base (CEB en formación), si no llega a 15 miembros asiduos en la participación  o Casa Misión si sobrepasan la cantidad de 15 miembros.

La convocatoria para estos encuentros zonales se hizo efectividad mediante circular del pasado 05 de mayo, exhortando a realizar actividades que les permitieran reunir fondos económicos destinados a  cubrir los gastos de transporte y comida para los delegados, también como un termómetro de apreciación para medir la fe y el compromiso de los miembros de la comunidad.         

En la práctica, las CEBs y las Casas Misión de la Zona Centro San Juan han ido adoptando la Guía Mensual o la Lectio Divina, según convenga a los sectores o distritos, en cuyo encuentro se puso de manifiesto que se debe implementar un plan de formación y frecuentizar este tipo de reuniones de animadores mas de una vez al año.

El esquema utilizado en San Juan Centro fue el mismo de las zonas pastorales Azua y zona Frontera, consistente en su primera parte en identificar y presentar las comunidades, clarificar que es una Casa Misión y una Comunidad Eclesial de Base, la manera en que funcionan, su razón de ser como foco de evangelización, centros de común ion y participación  en el contexto de la iglesia.

c_300_175_16777215_00_images_Vidta_amplia.jpgLuego se socializó el perfil del animador (o animadora) de comunidad, dócil a Dios, persona de oración  y llena del Espíritu Santo, con manejo de los contenidos de las reuniones y actividades, cuales deben ser sus tareas y responsabilidades principales los principales servicios que prestan, entre otros aspectos.

Paras finalizar la jornada, se elaboró un mosaico de compromisos, que incluyen la participación constante, el testimonio ejemplar, el crecimiento de menos a más de las pequeñas comunidades, fase que finalizó la actividad con una oración colectiva al amparo de María Santísima.

Una de las fortalezas de las pequeñas comunidades ha sido el papel preponderante que tienen en la preparación del Jubileo de los Matrimonios, a celebrarse el 25 de noviembre de este año en la parroquia Madre, la catedral San Juan Bautista, que permitirá revitalizar y revigenciar este sacramento entre cientos de parejas de toda la Diócesis de San Juan de la Maguana.  

Entre las propuestas surgidas figura la de que se elabore o renueve un cancionero surgido de la creatividad de las propias comunidades y de que se continúen las informaciones a todos los núcleos eclesiales a través de Radio Corazones.  

 

Jose Danilo.-