CENTROS CATOLICOS TERMINARON AÑO A TIEMPO

c_300_175_16777215_00_images_discurso_estudiantes.jpgA tiempo y sin contratiempos, 28 de los 29 centros de enseñanza que conforman la Unión de Centros Católicos (UCEC) de la Diócesis de San Juan de la Maguana, cumplieron a cabalidad con el reglamentario calendario escolar 2016-2017.

A diferencia de otros centros educativos que confrontaron problemas para completar la oferta curricular, sobre todo debido a los recurrentes paros en la docencia, al arribar el pasado mes de junio todos estos planteles de la UCEC estaban dedicados a completar las Pruebas Nacionales y la entrega de notas, amén de avanzar los preparativos para las ceremonias de graduaciones.

Esta situación de normalidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje supone una gran ventaja, tanto para el personal docente y administrativo que tiene un respiro en las intensas jornadas de los espacios de aprendizaje, como lo es también para los jóvenes que están cerrando la etapa de los estudios secundarios, posibilitando llevar a feliz término los trámites en tiempo hábil, que les franquea las puertas en la enseñanza superior.

De los centros de educación básica, únicamente el San José Joca perteneciente al municipio de Pedro Santana, que funciona en la franja fronteriza, enclavado en la porción de la cordillera central colindante con Haití, próximo a la comunidad de Bartolo, sufrió un retraso debido a que comenzó el año escolar en el mes de abril pasado por motivos de la construcción del complejo.

Pese a ello, la modalidad de jornada extendida con seminternado con que opera ha hecho factible que los estudiantes completen en tiempo record de cinco meses el exigente calendario escolar de 9 meses, y el próximo 4 de agosto cierran este ciclo de enseñanza para recomenzar a tiempo la docencia el 27 del mismo mes.

El cierre a tiempo del año escolar, gracias a la unicidad de propósitos de los centros católicos de la diócesis de San Juan de la  Maguana tuvo un feliz término durante los días 1 y 2 de este mes de julio, con las ceremonias de graduación en la mayoría de los planteles de educación secundaria.

c_300_175_16777215_00_images_Graduados_1.jpgEl Centro educativo Santa Lucía de Las Matas de Farfán tuvo una memorable fiesta de graduación el sábado 1ero, mientras que el domingo 2 de los corrientes, el liceo Thomas F. Reilly celebró su ceremonia de graduación en horas de la mañana en el Centro UASD San Juan y en la tarde de ese mismo día hizo lo propio el Liceo Vespertino Padre Guido Gildea (en la composición gráfica parte de los estudiantes premiados por sus buena calificaciones y el momento del discurso del director del centro Padre Guido y presidente de la UCEC, Reverendo Ramón E.del Rosario).   

En estas ceremonias, es habitual que se deje sentir la valoración positiva de los jóvenes graduandos, ponderando la rigurosidad eficiente de sus profesores, del personal administrativo y de dirección, que les encamina con paso certero rumbo a los estudios universitarios, sin obstáculos innecesarios ni sorpresas desagradables.

Conscientes de que el éxito se construye entre todos, incluyendo a la comunidad de padres organizados en el Comité de Padres y Amigos de la Escuela, dan testimonio de que el ambiente de paz, armonía, respeto, fraternidad y centralidad en los estudios, contando con la confianza de sus profesores, es el mejor caldo de cultivo para fortalecer sus talentos naturales y el aliciente idóneo para crecer y desarrollarse como personas que aspiran a subir de nivel y calidad de vida.

Los cimientos del conocimiento y al aprendizaje contínuos, sin interrupciones caprichosas, se consolidan cada día cuando cada uno de los actores asume su responsabilidad: los profesores sobre todo en enseñar y los alumnos sobre todo de aprender.   

Pero además reconocen que el aprovechamiento cabal del tiempo de docencia se convierte para ellos en una garantía de ingresar justo a tiempo al primer semestre de la universidad, lo cual se traduce en economía de recursos, tiempo, esfuerzo, dinero y oportunidades

 

José Danilo.-