UNA MUJER DE LAS QUE CAMBIAN EL MUNDO

c_300_175_16777215_00_images_Praxedes_Virtudes.jpgEl pasado 29 de junio, Práxedes (Virtudes) Roa participó en el concurso Mujeres Que Cambian El Mundo, instituido por el Banco BHD-León, resultando una de las 10 finalistas.

Presentada como candidata por la FUNDASEP en la que dirige el Departamento de Salud, nos sentimos altamente complacidos de que haya sido tomada en cuenta en esta 3era edición para optar por el premio, que finalmente ganó la hermana María Marciano (monja dominica-Vallejuelo).

A continuación sus biodatos, sintetizando acciones meritorias de su larga trayectoria de servicio a los más necesitados.     

Práxedes Reynira Roa Valdez nació un 23 de junio en Las Matas de Farfán. Desde muy niña su madrina Elena Howley le bautiza con el apodo de “Virtudes” al percibir sus méritos y preocupación por los demás.

Al terminar la secundaria siendo todavía menor de edad, debido a la carencia de recursos económicos para continuar estudios superiores universitarios debuta en el mundo laboral, desempeñándose como maestra de primaria durante unos 5 años en la comunidad Guanito de El Llano, perteneciente a Elías Piña.

Su disponibilidad y actitud de servicio llaman la atención de un sacerdote de la parroquia Santa Lucia, quien le oferta un trabajo de medio tiempo, el que acepta por la cercanía con su casa en el sector de Villa Esperanza.

De allí, poco tiempo después pasa a trabajar en un programa puntual de comedores y centros nutricionales de CARITAS, de la cual era presidente el obispo de la Diócesis San Juan de la Maguana, monseñor Tomas F. Reylli, la que comprendía jurisdiccionalmente a Barahona, además de Azua, San Juan y Elías Piña, configurando una vasta geografía de la pobreza, en la que este tipo de acciones venían a constituirse en paliativos necesarios del hambre de muchas personas, sobre todo de la niñez.  

Un censo efectuado por la entidad caritativa de la iglesia arroja resultados dramáticos de niveles desmesurados de desatención infantil, sobre todo en lo concerniente a parámetros de salud y alimentación, por lo que se decide crear un centro de nutrición con participación comunitaria en su comunidad de origen Villa Esperanza, dirigido por Práxedes “Virtudes” Roa.  

Mediante un levantamiento Virtudes procede a organizar la comunidad con organizaciones de madres, acción que se extiende a unas 7 comunidades del municipio de Las Matas de Farfán. Fruto de esa organización primigenia surge la Asociación de Mujeres en Desarrollo de Villa Esperanza. A partir de ese momento, con el apoyo de la parroquia y del Centro de Formación Padre Julio cada sección organizó un grupo de mujeres.

Viaja con frecuencia semanal durante mas de dos años a recibir un curso sobre nutrición infantil en el hospital Robert Read Cabral, impartido por el Director de este centro Doctor Hugo Mendoza y la Doctora Josefina García Coen, con el fin en vista de extender este programa de alimentación complementaria a todo el país mediante acuerdos interdiocesanos. El grupo de coordinadores se reunía cada mes para evaluar la marcha del programa.

Fue así como aquel proyecto piloto iniciado en los barrios Villa Esperanza en Las Matas de Farfán, Galindo de Elías Piña y La Bombita de Azua, pasó a cubrir las necesidades básicas de alimentación de grandes masas en todo el territorio nacional

Sin embargo, la gran prueba de fuego para determinar la efectividad de este curso sobre nutrición sobrevino en el año 1979 tras los destrozos del huracán David y la tormenta Federico. Las acciones de ayuda inmediata fueron asumidas en las zonas afectadas de Las Matas, San Juan de la Maguana. La efectividad demostrada por este grupo en procurar ayuda, no pasó desapercibida a las autoridades nacionales y, enterado el  entonces presidente Don Antonio Guzmán Fernández, les asigna un helicóptero que les permite agilizar las tareas de entregar provisiones a las comunidades más afectadas de Ocoa y Padre Las casas.  

En el año 1982, la Diócesis de San Juan de la Maguana se convierte en la pionera en adoptar un programa de lactancia materna, utilizando a Práxedes Virtudes Roa como modelo, al dar a luz a su primer hijo, ilustrando con su foto dando el seno al niño recién nacido para la campaña, que luego  utilizara CARITAS  a nivel nacional en un almanaque y afiche promocional.    

c_300_175_16777215_00_images_Jornada_nutricion.jpgSu labor en CARITAS continúa hasta que en el año 1992, poco después de la llegada de monseñor José Grullón a la Diócesis de San Juan de la Maguana, pasa a trabajar bajo la dependencia de la Fundación de Desarrollo Azua San Juan Elías Piña -FUNDASEP- en un programa denominado Educación Nutricional Aplicada, que consistía en instruir a las familias respecto de los valores nutritivos de los alimentos. 

Conllevaba la construcción de huertos y biohuertos caseros. Estos programas fueron complementados con crianza de caprinos, ovinos y de ganado vacuno, que se fortalecían con fondos rotativos. Algunas de las mujeres favorecidas con este programa hoy son ganaderas y están en vías de industrializar los subproductos lácteos, gracias también a que para acceder al mismo debían antes aprender a leer y escribir, para poder firmar sus contratos. 

A estas acciones le siguieron proyectos de salubridad comunitaria que incluían la construcción de sanitarios, complementado por la construcción de sistemas de aprovisionamiento de agua potable así como campañas de higiene, concienciando acerca de la conveniencia de lavarse las manos, entre otras prácticas preventivas, para evitar enfermedades gastrointestinales. 

Todo esto era posible con la organización de la comunidad, sobre todo las estructuras que agrupaban mujeres, tomaron un gran auge. 

La implementación de este programa de Movilización Para La Higiene Comunitaria trajo consigo la novedad de que, ante  la prevalencia de las enfermedades gastrointestinales, en el país se inaugurase la primera Unidad de Rehidratación Oral (UROC) en el año 1994, con la presencia del entonces Secretario de Salud Publica José Rodríguez Soldevila, en la casa de la señora Expedita Ramírez, en la comunidad de Carrera Bonita, en Los Copeyes de Las Matas de Farfán. 

Este acontecimiento derivó en ayuda del Gobierno y en convenios internacionales, caso de la Diócesis de Orlando, Florida, que hizo posible dotar a más de 14 mil familias de filtros caseros, con un impacto positivo en la calidad de vida de más de 70 mil personas. Gracias a esta iniciativa, las señoras Expedita y Eramia Ramírez dedicaron parte de su tiempo a crear una red de apoyo, para visitar los hogares a lomo de mulos, llevando sales de rehidratación oral disueltas en galones para las familias afectadas por brotes diarreicos, que hacían su aparición en las zonas bajas, sobre todo en los tiempos de muchas lluvias. Este gesto era complementado pesando y evaluando a los niños desnutridos, y sus madres orientadas en torno a la importancia de la lactancia materna. 

De 12 comunidades que fueron insertadas en este programa con la Red de Ayuda la cantidad aumento a más de 60 comunidades: 15 comunidades en Azua, 15 comunidades en San Juan, otras 15 en Las Matas de Farfán y las 15 restantes en Elías Piña. En todas esas comunidades eran atendidos más de 60 niños llegando a superar en algunas la cifra de 100 niños.

Este programa fue tan exitoso, que se presentaron propuestas de apoyo fuera de CARITAS a otros organismos, como Save The Children, que lo acogieron durante unos tres a cuatro años.

El Departamento de Salud de la FUNDASEP adoptó en una primera etapa acciones variopintas como la construcción de sanitarios y de sistemas de aprovisionamiento de agua potable, pozos tubulares tipo malacate, entre otros. Sin embargo, sus objetivos se fueron concretando progresivamente a programas de salud, propiamente dicha, que como su nombre lo dice sus tareas son las contribuir a mejorar la salud de la gente mas necesitada y de las comunidades más alejadas, haciendo énfasis en las acciones de salud a las que no tienen acceso. 

ACCIONES CONCRETAS 

-c_300_175_16777215_00_images_Premio.jpg Atención Primaria en salud con algunos componentes. Por ejemplo, dotación de filtros y de Unidades de Rehidratación Oral Comunitarias –UROCs-

- Periódicamente se realizan ferias de la Salud con el objetivo de enfatizar algún aspecto con fines de prevención. Por ejemplo, la más reciente Feria realizada a raíz de la aparición de brotes de cólera, en comunidades de la zona fronteriza, evitó que hicieran su aparición brotes en otros puntos de la Diócesis, siendo insignificantes el número de casos de aparición de la enfermedad. Ese programa finalizó con tres ferias: una en cada zona pastoral de la Diócesis en las provincias Azua, San Juan y Elías Piña. Para mayor efectividad se colocaron lavamanos en escuelas y lugares estratégicos.            

- Programa de prevención del SIDA, mediante folletos, material educativo, spots y programas de radio y ciclos de charlas y conferencias en  comunidades y en centros educativos.

- Programa de yodación para prevenir el bocio y las enfermedades de la tiroides.

La instalación de 26 boticas populares en parroquias, con medicamentos de primeros auxilios. Este plan se complementó con la implementación de un Economato Central de Medicamentos y la habilitación de 435 botiquines que distribuían medicamentos genéricos a precios asequibles.

- Un programa de nutrición infantil que daba seguimiento a niños desnutridos aquejados de bajo peso en centros nutricionales, con la participación de las madres.

- En Azua, Las Matas de Farfán y El Cercado. Este programa ha logrado reducir la incidencia de la desnutrición infantil en primer grado de un 36% a menos de un 6%, quedando pocos casos severos  y los que están en proceso de remisión son más bien moderados. Al grado de que ya no se necesitan los centros nutricionales.

- Operativos médicos periódicos, atendiendo un estimado de mil 200 personas  por año con equipos de médicos locales, nacionales y extranjeros. Algunos de esos operativos se llevan a cabo de acuerdo a la especialidad: para medir la densitometría ósea, medico-quirúrgicos, medico-dentales, oftalmológicos, para diálisis, etc.

- Contribuyó a la declaración de Hospital Amigo de la Niñez a los centros hospitalarios de San Juan, Doctor Alejandro Cabral y de Las Matas de Farfán Damián Ortiz con la conformación de mas de cien grupos de mujeres de apoyo a la lactancia materna. 

En resumen: por estas y otras acciones fue objeto de un reconocimiento de las Naciones Unidas en el 1998, entre otros galardones recibidos de la Regional VI de Salud, de los clubes Rotario, de CARITAS Nacional, del Club Farfán, recibiendo el más reciente reconocimiento en el mes de mayo por el Centro UASD-San Juan, destacando sus aportes y servicios que inspiran a otros a servir a los demás.    

Frase:

“si pensara mas en mi que en la gente que me necesita me habría jubilado hace tiempo, no cedí a propuestas de otros trabajos porque me compenetré con tanta gente buena y a mi lo que me inspira es trabajar con amor, no por dinero. Ayudar a cambiar vidas no lo cambiaría por nada  material”.

 

José Danilo.-