APOYO SOLIDARIO EN EFECTIVO RECIBE MAYOR RESPALDO

c_300_175_16777215_00_images_Apoyo_soldario_2018.jpgTal y como lo establecieran los organizadores del Concurso Apoyo Solidario, la modalidad de premiar con cantidades en efectivo en lugar de artículos electrodomésticos y otros ha recibido el beneplácito de los participantes en toda la diócesis de San Juan de la Maguana.

Lo que ha sido concebido como un mecanismo generador de recursos económicos frescos, destinados a fortalecer un fondo que se utiliza para beneficiar a las parroquias mas pobres situadas en las zonas económicamente mas deprimidas, logró en esta oportunidad mayor respaldo con la colocación de boletas participantes que en anteriores ocasiones.

En ese sentido, diez premios de 5 mil pesos, cinco premios de 10 mil, tres premios de 25 mil y un gran premio de 200 mil pesos, resultaron mas atractivos que motocicletas, televisores, tablets, novillas y otros, según expresaron varios concursantes, bajo el argumento de que el dinero ganado en los premios se puede destinar a comprar artículos faltantes en el hogar o a un uso diverso.

La Zona Pastoral de Azua se mantiene como la mas dinámica en la colocación de las boletas, seguida de cerca de la Zona Centro San Juan y la Zona Frontera en tercer lugar.

Sin embargo, dado el incremento en la participación, el próximo concurso bien podría traer algunas sorpresas del orden anteriormente mencionado, ya que el gran premio de 200 mil pesos llama mucho la atención, incluso de personas que no se destacan por ser muy activas en las parroquias.           

La señora Altagracia Arnaud Herrera (Tatica), perteneciente a la Catedral San Juan Bautista, fue la ganadora del gran premio de los 200 mil pesos, que dijo vienen a solucionar la necesidad sensible de mejorar su vivienda.     

Empero, el Padre Pedro Mateo, Ecónomo de la diócesis y quien lleva la organización del concurso, ha expresado que la re-orientación del mismo obedece a que es pensado para beneficiar a los participantes y no únicamente a ingresar recursos, bajo la fórmula ganar-ganar, como un apoyo solidario de doble vía: para la diócesis en sus parroquias y para sus participantes.   

 

José Danilo.-