NUNCA ES TARDE PARA DECIR ¡SI! ANTE EL ALTAR

c_300_175_16777215_00_images_AA_Matrimonio_tardio.jpgCon una sencilla pero emotiva ceremonia, unieron sus vidas por los sagrados vínculos del matrimonio los señores Luis Rosario e Irda María De Óleo Ogando, después de vivir más de 60 años en unión libre.

La pareja, residente en la Sección Capulín, comunidad perteneciente al municipio de Vallejuelo, situada al sur de la provincia San Juan, dieron el ¡si! libre, consciente, responsable, definitivo y definitorio al Don de Dios, ante el Reverendo Moisés Corcino Valenzuela, párroco de Vallejuelo. Fueron sus padrinos, los señores Luis Amancio y María Amancio.   

Durante todos estos años Doña Irda y Don Luis han levantado con tesón y esfuerzo una numerosa familia, procreando nueve hijos: Enemensia, Delirio, Félix Manuel, Luisa, Luisito, Alexandra, Noralio y Josefa del Rosario De oleo, que les han bendecido con una gran cantidad de nietos y bisnietos. 

Son todos gente de bien, que se destacan en su comunidad por su ejemplaridad, adornados por valores y virtudes como la sencillez, la nobleza, la humildad y el respeto. 

Los vecinos y comunitarios presentes valoraron el gesto de la pareja de coronar tantos años de convivencia con el sacramento del matrimonio, para que el señor les siga bendiciendo. 

Las ceremonias de matrimonio tardío se realizan desde el pasado año, en parejas que, por variadas razones, no pudieron unir sus vidas en el Jubileo de los Matrimonios.

 

Jose Danilo.-