DARÁN NUEVO IMPULSO A HOGAR CREA SAN JUAN

c_300_175_16777215_00_images_CREA_San_Juan_portada.jpgLa Casa de Reeducación de Adictos (Hogares CREA), que funciona en la sección Los Ballesteros, emplazada en un promontorio situado más arriba de la comunidad de Los Montones en Juan Herrera, fue escenario este pasado martes 13 de marzo de un encuentro de notables que desde ya conforman un grupo de apoyo a esa comunidad  terapéutica.

La importante reunión se llevó a cabo a instancias de los directivos locales de la institución, que desde hace algún tiempo claman porque se les busque una solución a la carencia de agua que les afecta, así como el acondicionamiento del camino que conduce hasta el hogar, el cual está en pésima situación.

Entre las personalidades que acudieron al encuentro figuran: el obispo de la Diócesis de San Juan de la Maguana, monseñor José Grullón; el representante del Poder Ejecutivo, Lcdo. William De Oleo Jiménez; el párroco de Nuestra Señora de la Altagracia de Juan Herrera, Reverendo José Álamo; la alcaldesa del municipio cabecera arquitecta Hanói Sánchez; su homólogo del municipio de Juan Herrera señor Elías Alcántara.

Además estaban presentes el responsable del Departamento de Desarrollo Comunitario, señor Juan Domingo Boció; el ingeniero Samuel Elías Perdomo; la Mtra. Dolores Romero Calderón, Presidenta de la Fundación CADIFA y la regidora Ana Rita Paulino, quien funge como Madrina del hogar.

Para darle mayor carácter a la importante sesión de trabajo, concurrieron en la representación de la institución de reeducación de adictos a sustancias sicoactivas, el Director de Hogar CREA San Juan Milcíades Batista Alvarado; el Supervisor Regional Rafael Félix Cornielle cuya función comprende las provincias Barahona, Azua y San Juan, y el relacionista público Reynaldo Casado, entre otros.                   

La problemática consiste en que los lugareños han echado a perder las líneas de impulsión desde las fuentes de agua hasta el tanque reservorio situado en los terrenos del hogar, ocasionando que los internos acogidos en la comunidad de reeducación hacia las drogas, se vean precisados a emplear parte del tiempo de tratamiento en abastecerse del preciado líquido, recorriendo ida y vuelta el deteriorado camino más de una vez por día.      

c_300_175_16777215_00_images_CREA_San_Juan_1.jpgA esta tarea se suman las actividades industriosas y productivas que deben asumir con responsabilidad compartida, como salir a vender diferentes artículos a los poblados vecinos, para generar recursos con que cubrir las necesidades perentorias de la comunidad que acoge a unos 30 internos.

Extrañarse de la vigilancia de los superiores es antiterapeutico, expone a los reeducandos que no han pasado del primer nivel de intención de cambio de conducta, a factores de riesgo de reincidencia, ya sea por incomodidad o por contacto con individuos de la población externa que han adoptado vicios legales, como consumo de alcohol o cigarrillo, en el menos lesivo de los casos.

Por demás, la carencia de agua ocasiona que se vean impedidos de usar los baños amén de frecuente precariedad en mantener los niveles de higiene, que es uno de los postulados fundamentales de los programas de inducción de valores para lograr la óptima  reinserción a la vida sin el uso de estimulantes.  

El otro problema es la situación ruinosa de la otrora carretera de acceso al complejo campestre, que alguna vez fue lugar de esparcimiento del extinto Joaquín Balaguer, vía a la que no se le da mantenimiento alguno desde finales de los años noventa, cuando fue donado a los Hogares CREA.

Se trata de un camino pedregoso y polvoriento desprovisto por completo de capa asfáltica, estropeado con cárcavas en  cuestas empinadas y curvas, que se torna resbaladizo en periodos de lluvias.

“De no ser por ese infierno de carretera y por la falta de agua, esta casa seria comparable al paraíso, donde se facilitaría grandemente la recuperación de nuestros muchachos”, comentó el Director Batista, al referirse a la impresionante vista del valle que se aprecia en lontananza desde aquella altura silvestre.         

En vista de que Hogar CREA es respaldado por un Comité Timón encabezado por Milagros Sánchez, que le imprime un carácter afectivo y efectivo al tratamiento a sicodependientes que han perdido los lazos funcionales con la sociedad y la familia, el grupo de personalidades que se dio cita se ha erigido en un eficaz grupo de apoyo, sin el menor ánimo de suplantar sino de dar un impulso vital, que ha elaborado una agenda de prioridades.

c_300_175_16777215_00_images_CREA_San_Juan.jpgEntre las soluciones inmediatas planteadas, por el momento, se cuentan la de construir dos sanitarios en el amplio patio interior, un aporte de la FUNDASEP y el Obispado de San Juan de la Maguana; consolidar un comité de auspiciadores nutricios que aporten una cantidad fija de dinero periódicamente para el mantenimiento de la comunidad; elaborar un estudio de factibilidad para rehabilitar la linea de aducción desde el acueducto de Juan Herrera, lo que también corresponde a Obispado-FUNDASEP o en su defecto buscar una alternativa viable de reconducir el líquido vital.

También se programó una jornada para desbrozar y limpiar los márgenes de la derruida carretera el próximo sábado 24 de marzo, a los fines de diligenciar una maquinaria de movimiento de tierras para darle mantenimiento al camino y para comenzar la construcción de una cancha móvil de baloncesto y voleybol que posibilite el intercambio deportivo en los terrenos del antiguo helipuerto, que también fue donado a la institución, tarea que corresponde a los dos ayuntamientos representados.

El ámbito se llenó brevemente con una mezcla de algarabía y euforia festiva con aplauso incluido, cuando el señor gobernador comunicó la noticia de que al siguiente día recibirían nuevos colchones para todos los internos.    

El grupo de apoyo acordó reunirse una vez al mes, para dar seguimiento a estas y otras metas, tendentes a dar nuevo aliento  a esta invaluable obra de bien social.

La conclusión del fructífero encuentro fue una celebración de Acción de Gracias, presidida por monseñor José Grullón en compañía del Padre José Álamo y del diácono Juan Domingo Boció, en la cual los internos compartieron sus sueños, sus esperanzas y su fe, de volver -Dios mediante- plenamente restablecidos a su familia y a su hogar, convirtiéndose en nuevas  personas.

Que así sea.   

 

José Danilo.-