DIÓCESIS CONSOLIDA DIRECTRICES EN ZONAS

c_300_175_16777215_00_images_Asamblea_zonal_de_Azua.jpgEste pasado sábado 03 de febrero 2018, las tres zonas pastorales: Azua, Centro-San Juan y Fronteriza, efectuaron al unísono sus reuniones pastorales desde las 9:30 de la mañana, promediando la participación de unos cincuenta laicos en cada una de ellas.

El contenido de estos encuentros giró en torno a dos temas fundamentales, que es dar seguimiento al proceso de análisis que emanó del encuentro efectuado durante los días 8 y 9 de febrero recién pasado en la Casa de Evangelización San Juan Pablo II, echando una mirada crítica al Plan Nacional de Pastoral, examinando el modelo de situación y construyendo una visión de éxito en miras a proyectar dicho Plan hasta el año 2029. 

Monseñor José Grullón correspondió a la invitación del Vicario de la Zona Pastoral Azua Reverendo Duván López, participando en la reunión del sábado realizada en la parroquia Buen Pastor, en la que también estuvieron de visita el Obispo Auxiliar de Milwaukee Jeffrey Haines con una comitiva compuesta por el Vicario para Asuntos Hispanos de dicha diócesis Javier Bustos; el Vicario para el Clero Jerry Herda y su anfitrión de la parroquia Sagrada Familia Padre Juan Manuel Camacho. También asistieron casi todos los párrocos de la zona y algunas religiosas. 

El ejercicio práctico logrado en el retiro del pasado sábado 24 de febrero, apuntaló en un primer  momento, las directrices para este análisis crítico de la realidad de la diócesis situada en el contexto de la región sur del país, de una iglesia que quiere pasar de ser pueblo a convertirse en Pueblo de Dios, en la II Etapa del Plan Nacional de Pastoral.

Fruto del encuentro que impulsa de manera especial la participación de los laicos, en el curso de la presente semana que va desde el 05 hasta el 11 de marzo, las parroquias, mediante sus consejos parroquiales, además de los colegios Buen Pastor y San José, también harán una lectura de la realidad y entregaran los resultados, que primero irán a la diócesis y luego al Instituto de Pastoral.

Un segundo momento consistió en una evaluación de las Áreas de Vida Eclesial (AVE), de su recorrido en este año, con énfasis en sus fortalezas, debilidades y prospectivas.

Con estas actividades zonales, las parroquias responden con dinamismo al Plan Diocesano de Pastoral y a la programación diocesana, a la vez que se afianza la comunión mediante la participación eclesial, dando razón de nuestra esperanza en la configuración de un futuro deseable reflexionando con sinceridad sobre el presente en la construcción de una visión compartida para ser y hacer una mejor Iglesia.   

 

José Danilo.-