FERVOR JUVENIL RECIBE RELIQUIAS DE JMJ

c_300_175_16777215_00_images_JMJ_Azua.jpgUn considerable grupo de jóvenes se dio cita este pasado sábado 2 de los corrientes en la parroquia Los Remedios de la ciudad sureña de Azua, para recibir con efervescencia los principales símbolos itinerantes de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Una gran cruz de madera de más de tres metros de altura y el icono de la virgen Protectora del Pueblo de Roma motivaron el encuentro desde los más apartados rincones de la Diócesis de San Juan de la Maguana, reuniéndose en el parque Juan Pablo Duarte para comenzar una ceremonia sencilla pero emotiva con una procesión hasta el interior del templo que es santuario nacional de la Virgen de Fátima. 

Al grito a voz en cuello: “esta es la juventud del Papa”, refiriéndose al Romano Pontífice Francisco, muchachos y muchachas se integraron a una eucaristía presidida por monseñor José Grullón Estrella, en la cual la joven Dayelin de la Cruz, custodia de los símbolos en la peregrinación desde la diócesis de Barahona hasta la ciudad de Azua, subrayó que ambos signos se consideran reliquias de la iglesia, ya que fueron tocados por tres pontífices: Benedicto XVI, Francisco y por un santo, San Juan Pablo II, cuando este instituyera en el año 1984, que serían en lo adelante identificativos de los jóvenes. 

“Muchas diócesis en todo el mundo quisieran tener estas reliquias así de cerca como las tenemos nosotros hoy aquí”, valoró la joven lider de la diócesis de Baní, quien además es miembro de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil y fue parte de la delegación que representó a la República Dominicana en la versión XXIX de la reciente JMJ celebrada en Cracovia en el año 2016. 

En su intervención, la joven animó a sus pares a darle un título a la cruz, a la usanza de las demás diócesis del país y del mundo por donde ha peregrinado, siendo escogido el de “la cruz de la evangelización”.     

Mientras que el obispo de la Diócesis de San Juan de la Maguana, monseñor Grullón Estrella, quien celebró la vibrante liturgia en compañía de cinco sacerdotes y un diácono de la Zona Pastoral Azua, pronunció su homilía motivándolos a definir su vocación y a decirle ¡SI! al Señor.

En ese sentido invitó a los sacerdotes a que testimoniaran ante la muchachería que colmaba el templo de la histórica ciudad, su experiencia de vida al optar por la vida consagrada, para luego repetir la exhortación  con las religiosas. 

c_300_175_16777215_00_images_Iglesia_Joven_Azua.jpg“Muchos de ustedes están distraídos con los teléfonos celulares, con el whatsapp y el Facebook, y por eso no oyen que Dios les está llamando a abrazar la cruz como Él lo hizo, es el mismo llamado que le hizo a San Juan Pablo II cuando tenía la edad de ustedes. Por eso se convirtió en el Papa de ustedes, los jóvenes. Sean valientes como Cristo y den el paso”, exclamó el obispo. 

La cruz de la evangelización y el icono bizantino permanecerán hasta este próximo lunes 4 de diciembre en la parroquia Nuestra Señora de la Altagracia de Las Yayas de Azua, para ser el centro de una vigilia, desde donde partirá hacia la Diócesis vecina de Baní;  el 5 y 6 agotará dichas jornadas en la Diócesis de San Pedro y el 7 en la Diócesis de La Altagracia. 

Los días subsiguientes del 8 al 13 peregrinarán por la arquidiócesis de Santo Domingo, incluyendo una concentración el 10 de diciembre, como prolegómeno de su partida hacia Panamá, sede de la próxima Jornada Mundial de la Juventud, en el 2019. 

La ebullición juvenil, previo a finalizar el encuentro, alcanzó su nota más alta cuando párroco Pedro Mateo, ecónomo de la diócesis, anunció que la iglesia diocesana estaba en disposición de sufragar a medias el costo del viaje a Panamá de 3 jóvenes, uno por cada zona pastoral, para que nos representen en esa gran fiesta religiosa internacional en Panamá. 

 

José Danilo.-