EL DOMINGO VUELVE CAMINATA POR LA FAMILIA

c_300_175_16777215_00_images_La_Caminata.jpgEl mes de noviembre dedicado a la  institución primaria de la sociedad, ha encontrado un culmen idóneo en la caminata Un Paso Por Mi Familia, que ha recibido el mayor apoyo desde su primera experiencia como un efectivo medio dinámico de participación para personas de todas las edades.

Y este próximo domingo 19 de noviembre, de seguro que en todo el país, promovido por las 11 diócesis católicas, el fervor de familias enteras que se integran con un ánimo como de fiesta, casi deportivo, volverá a adueñarse de las calles dominicanas, esta vez con el lema: “Forma y vivifica la iglesia”.   

El pasado año se realizó a manera de concentración nacional en la ciudad capital y este 19 de noviembre cada diócesis lo hará como iglesia particular, al modo y estilo de su elección.

En el caso de la diócesis de San Juan de la Maguana, cada zona pastoral Azua, San Juan y Elías Piña celebrarán el acontecimiento por separado, para lo cual la Pastoral Familiar ha estado promoviendo el recorrido a través de los diversos medios a su alcance y también de Radio Corazones.

La caminata Un Paso Por Mi Familia es abierta a todas las personas de buena voluntad que se quieran adherir con el propósito de defender la integridad de la unidad estructural de la sociedad, sin distingo de ideología, sistemas de creencias, religión o preferencia política.

El drama de la descomposición familiar ha provocado una preocupación creciente en las mentes más conscientes de la sociedad dominicana, que ahora centra su foco de inquietud en una epidemia de feminicidios, muchos de los cuales terminan en suicidio, con un saldo de más de 80 mujeres muertas en hechos violentos en lo que va de año.     

Como siempre desde hace seis años, en la zona pastoral Centro la caminata partirá desde el parque Sánchez, recorriendo barrios y sectores de la zona sur en las que se realizan paradas con mensajes y proclamas para luego torcer hacia el oeste en dirección al Centro UASD San Juan para culminar con una eucaristía concelebrada.

 

José Danilo.-